jueves, 16 de abril de 2015

ASADO DE CORDERO - LA RIOJA


Hace ya un tiempo que no toco el tema de la comida típica de estas tierras. Pues hoy os voy a hablar del asado de cordero, plato muy típico de La Rioja y de mucha tradición en Noche Buena o Navidad, mi suegra siempre ha asado un cordero para celebrarla.
Yo os lo pongo como ella me ha enseñado a prepararlo. Y lo primero que hago es dejar  un buen rato, el cordero dentro del agua, con algo de sal.
  

Mientras tanto voy friendo las patatas


Y las voy pasando a una fuente de cristal, y una vez las tengo, las cubro con ajos y perejil.¡No se os olvide echarles sal al momento de freírlas!.


Y a continuación saco el cordero del agua y lo pongo encima de la cama que le he preparado con las patatas y lo meto dentro del horno, que ya lo tenía calentito. 

Y vuelta y vuelta, controlando que no se queme

Y listo para comer

Ahora os voy a contar una anécdota que me pasó el día que vinieron unas amigas madrileñas a verme. Ese día decidí prepararles este plato para comer, ya que tenían previsto llegar a casa más o menos  a la hora de comer, y había previsto que cómo mi marido salía a las tres, comeríamos los cinco juntos, aunque él como estaba de dieta, comería otra cosa.

Recibí un mensaje de una de ellas diciéndome que estaban en Burgos, así que me puse a preparar las cosas y dejarlo todo a punto para cuando ellas llegasen. Freí las patatas, y justo en el momento que iba a poner el cordero encima de la fuente sonó el timbre de la casa, y eran ellas.

¡Qué alegría al vernos!, hacía un montón de tiempo que no nos veíamos. Y lo que pasa, una de ellas dijo "yo quiero ver tu casa" así que empezamos a recorrerla, y se me fue el santo al cielo, y el cordero seguía todavía en el agua. y cuando me di cuenta ya eran más de las dos, lo metí pensando que no se haría para cuando mi marido llegase del trabajo. Lo bueno de este plato es que se haga a fuego suave y lento, para que no se queme por fuera, y que no quede seco.

Cuando ya estaba el cordero dentro del horno, les pregunté dónde habían dejado el coche y como en la puerta de casa había sitio para aparcar fuimos a buscarlo y lo aparcamos enfrente de casa. Al entrar fui a ver cómo estaba el cordero, iba bien pero veía que para las 15:15 no estaría, así que decidí, (cómo mi horno es horno-microondas) ponerle unos minutos el microondas para que se hiciese por dentro y cuando quité el microondas no recordé volver a poner la temperatura del horno, me puse a charlar con ellas, y cuando fui a darle una miradita me di cuenta del fallo que había tenido, sonaba el motor, pero no estaba calentando, a todas nos dio la risa Así que cuando llegó mi marido, el cordero todavía estaba crudo, ellas muertas de hambre, sentadas a la mesa, viendo como mi marido se comía su entrecot de ternera, yo dándole más temperatura al horno cortando más los trozos de cordero para que se hiciesen antes, nerviosa y con rabia de que me hubiese salido tan mal el plato que había elegido para ese día.

 Y entonces decidí que la próxima vez que alguien venga a visitarme haré chuletas con sarmientos que es otro de los platos típicos de La Rioja.