jueves, 23 de abril de 2015

EL PARQUE DEL CARMEN - LOGROÑO, La Rioja



Otoño
Anteayer, como todos los martes volví a cruzar el Parque del Carmen en Logroño, se encuentra en pleno centro de la ciudad y cuenta con una gran variedad de árboles, en sus 18.000 metros cuadrados. Siempre que paso recuerdo la primera vez que lo visité. 

Fue en uno de los viajes que vinimos a visitar a la familia, y mi suegro, todo entusiasmado nos llevó hasta él, para enseñarle a mis hijos, los pavos reales que correteaban por doquier.


Hubo un tiempo que en este parque los pavos reales estaban a sus anchas, caminando entre los árboles, subidos en sus copas. Hasta que por desgracia apareció la gripe aviar, y como medida preventiva se los llevaron a otro lugar.


En el año  2011 se hicieron unas obras en el parque, en las que incluyeron unos nuevos patos


Y dos pavos reales, que metieron en esta jaula, creada especialmente para ellos. En un principio se dijo que era para que se adaptasen al nuevo lugar, y que más adelante los soltarían, pero por el momento continúan enjaulados. Aunque este año el macho estará contento, ya que le han traído otra hembra, con lo que ahora el parque cuenta con tres pavos. Una de las veces que pasé, tuve la suerte de que abrió en ese momento toda su cola y pude grabar este vídeo. Pavo Real mostrando su cola





No hace mucho vi que estaban haciendo obras alrededor de este cedro (creo que así se le llama a esta especie) pregunté el porqué las estaban haciendo y me dijeron que el motivo era, porque el árbol estaba enfermando por falta de oxígeno en sus raíces. Por lo visto en las obras anteriores, le habían cubierto todo el suelo con asfalto y eso hacía que sus raíces no pudiesen respirar. Afortunadamente se han dado cuenta y eso ha hecho que el árbol rebrote y no se muera. 

Éste ha tenido mejor suerte que la Secuoya centenaría de Vitoria, que al final sus raíces no han podido soportar los avances y nuevas construcciones que se han hecho a su alrededor.   



Patos y Palomas
Antaño, esta propiedad se le conocía como Villa Enriqueta del Conde de Santa Bárbara - fundador de la Cocina Económica, organización benefactora que presta ayuda y atención a transeúntes, e indomiciliados.

Fue donado a la ciudad de Logroño en el año 1978, y en un principio se propuso que esta zona fuese como un segundo Espolón.

El arquitecto José Luis Tenorio fue el que realizó el primer proyecto. Cuenta con muchos elementos que le dan un encanto especial, árboles de gran porte, tejos, tilos, castaños, magnolias, fuentes, juegos infantiles, y una zona para que los mayores ejerciten sus huesos y músculos.   



¿Y sabéis por qué paso por allí todos los martes? pues por el hecho de que muy cerquita, en la calle Villamediana, se encuentra la Academia de Arte de José Luis Birigay, de la que soy alumna, desde hace ya cuatro años. Este es su escaparate, y si estos días pasáis por allí, podréis ver uno de mis cuadros en el que he pintado el antiguo hospital de San Juan de Acre que había en Navarrete.